Para limpiar su balance, el Banco de Sabadell ha estado últimamente tratando la venta de sus activos inmobiliarios.

De hecho ha tenido propuestas de compra de algunas de sus carteras inmobiliarias, por parte de Deutsche Bank, los fondos Lone Star, Oaktree y Bain, y el fondo de pensiones de Canada (CPPIB), según informa Bolsamanía.

Según ha anunciado este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Banco Sabadell ha acordado la transmisión de la práctica totalidad de su exposición inmobiliaria a una filial del fondo norteamericano Cerberus, por un valor bruto contable de 9.100 millones de euros y un valor neto contable de 3.900 millones de euros.

Según informa El País, previsiblemente, a esta operación se añadirá otra cartera de créditos con garantías inmobiliarias procedentes de CAM, valorada en unos 2.500 millones de euros, que podría tener como destinatario el Deutsche Bank.

Sabadell tenía cuatro carteras de activos problemáticos

Por un valor aproximado de 12.500 millones de euros, de las cuales dos han sido adquiridas por Cerberus, y otra por Axactor, de 900 millones de euros. La cuarta de 2.500 millones corresponde a la que podría ir a parar a Deutsche Bank.

Cerberus, que compró a BBVA el 80% de su negocio inmobiliario por un precio aproximado a los 4.000 millones de euros, continúa con la compra de activos inmobiliarios en España, esperando aprovechar la subida en los precios que últimamente se está registrando en la venta de inmuebles.

En la venta de las carteras del Sabadell, el capital se aportará de forma que el fondo Cerberus participe directa o indirectamente en el 80% del capital, y el Banco Sabadell en el 20%. Solvia Servicios Inmobiliarios continuará encargándose de los activos inmobiliarios objetos de la operación, en régimen de exclusividad, pues seguirá estando participada únicamente por Banco Sabadell.

Una vez se obtengan las necesarias autorizaciones, se procederá a la desconsolidación del balance del grupo Banco Sabadell. Su presidente, Josep Oliu, ha comentado que la operación contribuye a mejorar la rentabilidad del grupo, con un impacto positivo en el ratio de capital “Common Equity Tier 1” del banco, de alrededor de 13 puntos básicos.

 

Referencia: https://elpais.com/economia/2018/07/19/actualidad/1531987688_252194.html