Acaban de cumplirse 69 años de la “Declaración Universal de los Derechos humanos”.

Aprovechando este aniversario y patrocinado por El Corte Inglés y Telefónica, el periódico El País, la FAO – Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y la Red Española de Pacto Mundial, organizaron el pasado día 11, la primera edición del Foro Internacional de Derechos Humanos, con la colaboración del MAEC – Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Objetivo del Foro: estimular la visión global de los Derechos Humanos desde un ámbito local, entre los diferentes agentes institucionales, sociales y empresariales. Sin perder de vista un punto muy importante examinado, como es la interrelación entre la pobreza y el cambio climático, que influyen drásticamente en el desarrollo sostenible.

Juan Luís Cebrián, presidente del Grupo PRISA y del periódico EL PAÍS, Enrique Yepes, director de Comunicación de FAO y Ángel Pes, presidente de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, fueron los encargados de la apertura institucional de esta jornada, en la que nos dejaron sus reflexiones sobre el tema al igual que otros participantes más.

Vivimos en un mundo cada vez más globalizado, en el que los derechos humanos fundamentales no pueden ser únicamente responsabilidad de los gobiernos. La sociedad en general y el sector privado tienen mucho que decir y que aportar. Juan Luís Cebrián denunciaba que…” Hoy, incluso en los países desarrollados, muchos de los derechos humanos están todavía en la categoría de ‘veremos”.

Por ello los agentes organizadores del Foro han insistido en el papel del sector privado en el que las grandes organizaciones empresariales llegan a manejar presupuestos superiores al de muchos países, y como dijo Esteban Beltrán, director de la ONG Amnistía Internacional de España… “A día de hoy, las empresas deciden voluntariamente si cumplen con los derechos humanos o no. Y eso no puede ser”. Beltrán pidió que, en el caso de multinacionales que estén en países con regulaciones más laxas en materia de derechos humanos, que se las exija el mismo cumplimiento que el que tienen la obligación de satisfacer en países más regulados.

El cambio climático se debatió en una de las mesas del encuentro, así como sus efectos sobre los más vulnerables, los afectados por la pobreza y el hambre. Marcela Villarreal, directiva de la FAO, comentó que el 80% de los pobres del mundo viven en áreas rurales, dependiendo en gran parte de la agricultura para su subsistencia, cuya producción está hipotecada por la falta de agua y por ende del cambio climático.

Lola Huete, directora de Planeta Futuro y moderadora de la mesa, comentó que la relación entre cambio climático y hambre es muy estrecha; y Ana Benavent, gerente de sostenibilidad de Acciona, lamentó que, las dos últimas cumbres del clima sobre la transición a energías renovables hayan sido poco ambiciosas, tras los objetivos marcados en 2.015 en los Acuerdos de París.

Todas las empresas participantes han estado de acuerdo en que hay que respetar las comunidades en las que se opera, luchar contra la explotación y velar por la igualdad de género, que en gran medida es responsabilidad de las propias empresas en esa lucha de igualdad por los derechos humanos. Ángel Pes ha añadido que lo más importante es crear empleo digno y oportunidades laborales.

 Referente a la integración de las redes sociales en la vida actual, Juan Luís Cebrián, ha comentado que… El descontrol existente en las redes sociales ha provocado que la protección contra la difamación, la calumnia y la mentira haya desaparecido prácticamente de las democracias actuales, y con ellas, el derecho a la presunción de inocencia”.

Hay muchos nuevos aspectos que no están recogidos en la carta magna de las Naciones Unidas, como son el derecho a un entorno saludable o el derecho al espacio público, de los que se tendrá que hacer cargo un nuevo urbanismo. Son nuevos actores de una lista que siempre estará incompleta y que cada día será más compleja.

Jose Luis Perez

Referencia