Para Moody’s, la falta de apoyo del gobierno afecta al sector laboral

Desde el segundo semestre del 2018 el sector laboral mexicano se encuentra en una posición débil debido a una rebaja constante del empleo formal, ocasionando una pérdida de confianza empresarial y en la inversión.

Moody´s indicaba que la recuperación de empleos en México tomará mucho más tiempo que en EE.UU, donde a diferencia de AMLO el Gobierno ha desplegado un fuerte gasto para apoyar el sector.

El  apoyo del gobierno mexicano ha sido modesta en comparación con otros países que han desplegado acciones sustanciales para impulsar los ingresos familiares y frenar la pérdida de puestos de trabajo.

Industria manufacturera y el turismo, los sectores más afectados

La pérdida de empleos formales será más evidente en la industria manufacturera y el turismo, lo que conlleva un daño en la demanda de otros sectores más dependientes del consumo como la vivienda o los bienes duraderos.

Gersan Zurita, vicepresidente de Moody’s, lo planteaba “Mientras que el reinicio de labores y la recuperación económica de Estados Unidos beneficiará al sector manufacturero, no es factible que el sector del turismo se recupere hasta que exista una vacuna o tratamiento efectivo para el virus que se encuentra ampliamente disponible”

Una pérdida de empleos afecta a la recaudación de ingresos propios de los estados al tener una caída estimada de la recaudación fiscal de entre el 1% y el 14%, un punto a favor de esto es que las transferencias federales representan la parte principal de sus ingresos.

Otro punto a tener en cuenta con la pérdida de empleo es la vulnerabilidad de las carteras de crédito al consumo de los bancos a un mayor deterioro de la calidad de activos, lo que conlleva que estos disminuyan el índice de riesgo por estos créditos de mayor rendimiento.