Revolucionar, reinventar y reactivar haciendo uso a nuevas herramientas

La nueva normalidad ya está aquí. El mundo entero está replanteando el encontrar nuevos modelos de hábitos y conductas, procesos que llevaran un tiempo y poder reconfigurar por completo la vida.

Pero es algo que no solo se aplica a nivel personal, es un proceso que también está desarrollando las empresas. La diferencia de las empresas es el tiempo, y es que no lo hay para llegar al objetivo de una reactivación económica inmediata.

El reto es aún mayor en el sector económico. El tiempo y desde una perspectiva innovadora; son los factores clave para hablar de una recuperación real en la “nueva normalidad”.  

Las empresas deben hacer una sinergia entre la colaboración y la tecnología abierta;  para superar el futuro con un objetivo claro, lograr estabilidad y un crecimiento constante.

Reinventar desde la tecnología

Una de las tendencias que nos dejó la cuarentena fue el desarrollo del pensamiento digital. Vimos el impulso que tomó el teletrabajo, las empresas se reinventaron y se ajustaron a las condiciones para sostener su nivel de producción.

El teletrabajo es un ejemplo de la revolución digital. Con lo vivido queda claro que la tecnología debe contar con la participación coordinada y participativa de expertos que buscan crear o mejorar una solución,  en eso se basa particularmente el código abierto.  

Un trabajo de colaboración coordinadas entre desarrolladores de software que crean soluciones tecnológicas, directivos que las aplican en sus organizaciones y capital humano que las utiliza y podremos tener una idea del alcance que lograremos si todos trabajamos en pro de un fin común: reactivar oportuna y eficientemente a las empresas.   

La inversión en tecnología continuarán incrementándose, especialmente aquellas que ofrecen flexibilidad y escalabilidad.