Las actividades económicas desarrolladas entre los países son la base de la economía global.

Estas actividades afectan a múltiples mercados tanto positiva como negativamente, de ella depende el comercio mundial, que incluyen las importaciones y exportaciones de cualquier producto que puedas imaginar.

Te puede interesar: Goldman Sachs entraría en la tendencia Bitcoin

En este 2018 la economía mundial y todas las actividades económicas ocurren mucho más rápido que en años anteriores, todo esto gracias a los avances tecnológicos, bancarios y comunicacionales que se han estado desarrollando en este siglo.

El petróleo y Bitcoin, los puntos fuertes de la economía global actual

El petróleo, líquido vital de la economía mundial

Actualmente, el precio mundial del petróleo se ha recuperado notablemente con respecto a la fuerte caída que experimentó en 2015, de esta forma, se ha beneficiado de la creciente demanda de fábricas a nivel mundial, especialmente en China, que se encuentra en pleno auge de la actividad económica y empresarial.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo ha sabido cómo controlar la oferta al disminuir la producción del bitumen, de manera tal que los precios no se han elevado a niveles insostenibles y se ha podido reducir el exceso de petróleo almacenado en el mundo.

Sin embargo no nos podemos confiar, ya que EEUU y su producción de petróleo en esquistos por el método del “Fracking” podría sorprendernos, recordando que es capaz de inundar el mercado con el suministro de la materia prima para los combustibles, hasta el punto que este podría reactivar la línea a los precios actuales y los precios líderes caerían una vez más, porque esto fue exactamente lo que sucedió en 2017.

Los aumentos en la producción de petróleo en Estados Unidos le permitirán alcanzar niveles históricos, que podrían hasta desafiar al principal país productor, Rusia, para este año 2018.

¿Bitcoin, una moda o la moneda del futuro?

Seguramente has oído hablar sobre el Bitcoin, la criptomoneda más famosa que ha sido el mayor boom financiero en el año 2017 y que promete continuar en este escalón para el 2018.

La popularidad de esta moneda ha sido impulsada por la facilidad de obtenerla y cambiarla posteriormente por otra divisa con una amplia comodidad y sin restricciones. Se podría explicar el crecimiento del Bitcoin con la ausencia de la regulación y el control por parte de los organismos externos que poseen los grandes bancos.