A partir de este miércoles, el Banco Santander comenzará a dar respuesta a las solicitudes de sus empleados .

Al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que aplicará la compañía para juntar los servicios centrales del Banco Popular con los suyos.

Este ERE consiste en la salida de sus puestos de trabajo de 1.100 empleados mediante prejubilaciones y bajas incentivadas, que corresponde al 3,1% de la plantilla entre las dos compañías. Dando el 80% del salario para los trabajadores que superasen los 50 años de edad, así como diferentes primas en función de los años de antigüedad de cada trabajador.

SANTANDER responderá a los afectados por el ERE

Rami Aboukhair, consejero delegado de Santander España y Popular ha manifestado a sus empleados que el proceso se aplicaría con absoluta trasparencia y adoptando, en todo los casos, “criterios de meritocracia”.

A finales del año 2017, un número superior a 750 personas se habían unido de forma voluntaria al ERE, ya que la oferta planteada por el Santander fue acogida con muy buenos ojos por parte de la mayoría de los empleados y sindicatos.

El proceso de unión al ERE seguirá abierto hasta el 31 de enero y será entre este miércoles 10 de enero y hasta el próximo 5 de febrero cuando el banco que preside Ana Botín acepte o rechace las solicitudes de cada uno de los empleados.Ç

Te puede interesar: SANTANDER obligado a pagar 5oo Mil Euros.

Este ajuste de plantilla supone una reducción del 3,1% de la plantilla conjunta de Santander España y Banco Popular, que entre ambos suman 35.000 trabajadores, pero en el ámbito de los servicios centrales también se considera la opción de recolocar a un total de 697 empleados.

De esta manera, cuando se produzcan las reubicaciones, la integración supondrá una reducción en un 25% en el numero de trabajadores en los servicios centrales tanto del Santander como del Banco Popular.