Entre los países de América Latina, México destaca según observaciones de la consultora americana Standard & Poor’s

México sobresale  entre los países de América Latina con excelentes calificaciones crediticias, esto quiere decir que somos un país cumplidor en sus pagos y con ello brindamos la  certeza a los mercados para prestar dinero en condiciones preferentes.

En la escala de Standard & Poor’s México estamos al mismo nivel  t que Perú,  y pero se tiene mejores condiciones que Colombia o Brasil.

Las calificadoras internacionales de riesgo funcionan de forma similar al Buró de Crédito, es decir, evalúan la capacidad de pago que tiene un cliente en relación con el dinero que gana.

Esto permitió  que México  obtuviera un mejor trato para la compra de deuda por dos mil millones de dólares realizada la semana pasada.

Estas condiciones favorables en el mercado internacional pueden acelerar la contratación de deuda soberana para cumplir con su techo de deuda para 2019.

La emisión dio una tasa de interés de 4.577 por ciento al vencimiento, que será en abril de 2029, y alcanzó una demanda cuatro veces más grande a la oferta.

Según el Presupuesto de Egresos de la Federación para este año, el gobierno federal tiene un techo de deuda de cinco mil 400 millones de dólares, de los cuales ya consiguió dos mil.

¿Que opina Banorte?

Esto representa que la administración del actual presidente  todavía tiene que dar, al menos, una vuelta más a los mercados internacionales para alcanzar este monto, misma que, según Banorte, puede ocurrir en el corto plazo.

“El gobierno aprovechará condiciones benignas de mercado para cumplir con sus necesidades de financiamiento y mejorar el perfil de vencimientos, al mismo tiempo que mantendrá una estrategia ortodoxa para sostener cuentas fiscales sanas”, -Banorte.

Sin embargo, la institución financiera aclaró que México tiene que pagar “un premio” más alto a los inversionistas que se decidan a comprar los bonos en relación con el año pasado.

La prima de riesgo a 10 años está en 211 puntos base, es decir 2.11 por ciento, contra 169 puntos base en enero de 2018, según datos recopilados por Banorte.

Este monto representa que México pagará 50 puntos base más en intereses que Perú, un país que tiene la misma calificación de riesgo (BBB+) en la escala de Standard & Poor’s.

Las otras dos calificadoras más grandes del mundo, Fitch Ratings y Moody’s Investor Services, mantienen una estimación similar en la calificación de la deuda soberana nacional.

Para la primera empresa, México mantiene su nota en BBB+, mientras que Moody’s la coloca en A3.

Esta última agencia internacional anticipó un panorama estable para las calificaciones de las economías de América Latina en 2019, aunque señaló que hay riesgos políticos.

“Los mayores riesgos para la perspectiva crediticia surgen de desafíos domésticos derivados de cambios en las políticas económicas”, apuntó la analista de Moody’s, Ariane Ortiz-Bolin.